Tips para conocer cuál es tu concepto de “Moderación” en una dieta balanceada


1. Decide qué es la moderación para ti: Para nosotros, es comer todo tipo distinto de carnes, mariscos, pescados, frutas, verduras, granos, grasas saludables, carbohidratos y procesados que sepas no te hacen sentir mal. En la práctica, esto significa que generalmente puedes comer muchas  verduras y alimentos de 1 ingrediente en casa, pero cuando sales a comer o eres invitad@ a comer, puedes relajarte.  Antes de empezar a buscar la moderación, ¡decide qué funciona mejor para ti, tu salud y estilo de vida!


2.  Fuera de la vista, fuera de la cabeza: Comprar menos de los alimentos que intentas limitar es clave para un enfoque moderado. En resumen: no compres lo que no quieres consumir pues de esa forma no te quedará otra que elegir otro alimento (ojalá más saludable). 


3. Reentrena tu paladar: Deja tiempo para que tus papilas gustativas cambien. Toma tiempo, pero una vez que lo logras no sentirás tantas ansias por explosiones de sabores dulces o salados. Si estás trabajando en esto, ¡no te rindas! Se necesita tiempo para que tus gustos cambien. Por eso la recomendación no es hacer dietas, sino que transformar tu estilo de vida y pensar en el largo plazo. 


4. Comer consciente: Comer conscientemente es estar completamente despiert@ de los alimentos que estás comiendo, lo que incluye evitar comer en apuro, en el auto camino a algún lugar, viendo televisión, etc. Esto ayudará a que sientas mayor saciedad y estés más conectad@ en como se siente tu cuerpo después de cada comida 


5. No te castigues: Te saliste? Está bien! no pasa nada! el estrés y la culpa que provoca el haber salido tiene efectos inflamatorios peores que probablemente ese chocolate que te comiste.  En lugar de ser culpable, date la gracia de volver a intentarlo mañana. Descubrirás que, con el tiempo, es más sostenible intentarlo con una perspectiva positiva de largo plazo que castigarte con la culpa.


6. Variedad es calidad: Esfuérzate por la variedad y el equilibrio. Cuando tu comida está llena de sabores y texturas interesantes con mucha variedad en los grupos de alimentos, lo más probable es que no vas a desear comer otras cosas después de la cena o comidas especiales para compensar una cena pésima.


7. Planifica con anticipación. La moderación implica también  planificar con anticipación para asegurarte de que hayan alimentos saludables fácilmente disponibles en tu despensa y que otros alimentos no lo sean tanto. Tómete unos minutos para ser intencional en tu planificación alimentaria y patrones de estilo de vida para respaldar tu principio de moderación.


8. No te compares! lo que es moderación para ti puede no serlo para otra persona. 

Mas
publicaciones

Carrito
No hay productos en el carrito!
0

Ingrese a su cuenta

¿No tienes una cuenta? ¡Registrate aquí!